Como todos sabéis ya llevamos un tiempo compartiendo esta asociación solidaria con gran ilusión.  Asociación a la que dedicamos tiempo, NUESTRO TIEMPO. Tiempo que se gasta y no se devuelve.

Y, por si fuera poco, nos hemos juntado los más dispares de cada casa, gente poco corriente según dicen algunos.  Y tienen razón, porque además de compartir tiempo, hay otra cosa muy importante que tenemos en común.

¿¿Sabéis cuál es??

Efectivamente, que estamos como una regadera.

Si no me creéis fijémonos en algunos perfiles…

Laura: Es una happyflowers absoluta. Trabaja muy duro, pero para ella todo está bien. Todo es paz y amor. Si hubiese nacido en otras circunstancias me habría encantado coincidir contigo en la década de los 70.

Chal: Nuestro Adonis. Profesor y publicitario entregado, sobre todo al mundo digital y a la cultura Fit. Estoy seguro de que dentro de poco le veremos llevando la comunicación de todos los gimnasios de la ciudad.

Silvano: Desprende creatividad allá donde va, tanta, que se ha convertido en la pesadilla de cualquier daltónico.

Gerard: El implicado eterno, siempre al pie del cañón. Está claro que está enganchado al suculento sueldo de Implicados.

Iratxe: Excelente publicitaria a la que siempre imagino como una criatura de la noche, una lunática empedernida. Me encantaría que alguna madrugada coincidiéramos en un after para hablar durante horas sobre la vida y sobre cómo hemos llegado hasta aquí.

Bernat: Profesional y creativo consagrado. Al que por culpa de la crisis de los 40 se le ha ocurrido unirse a Publicitarios Implicados. Felicidades Bernat, no se me ocurre mejor manera de perder la cabeza en este sector.

Mariana: En 3 palabras, torbellino y pura energía. Si Richard fuera una botella de alcohol andante (por decir algo) y el equipo fuera un pañuelo impregnado en gasolina, Mariana sería el mechero que encendería este cóctel molotov.

Dani: Inventor y creativo que mantiene perplejo a todo el equipo desde su llegada. Con su actitud y energía, pensábamos que escondía medio kilo de cocaína en la mochila, ahora tenemos claro que esconde a un verdadero genio. Aunque lo de la mochila no lo descartamos.

Sara: Una de las incorporaciones más recientes. Ya sabe que la publicidad es un mundo apasionante. Ahora gracias a Implicados conocerá el lado solidario y alcohólico de este mundo.

Julia y Sandra: Chicas listas, jóvenes, guapas y siempre dispuestas ayudar en todo a Richard, está claro que aparte de estar como una regadera, son masoquistas.

Steven: Nuestro administrador, permite que funcionemos como una “pequeña agencia”. ¡Gran administrador! Sobre todo, con los cáterings, se los agencia todos.

Richard: En el país de los locos el cuerdo es el rey. Nada más lejos de la realidad. Solo un completo demente es capaz de crear una asociación solidaria en un negocio como este.

¿Pero qué os quiero decir con todo esto?

Que estáis completamente locos.

Pero eso ya lo sabéis, supongo que os lo llevan diciendo toda la vida. Lo que no os han dicho es que si no fuerais así probablemente no llegaríamos a ninguna parte, ni como colectivo ni como individuos.

La cordura está sobrevalorada; y si le sumamos el conformismo sufrimos el peligro de caer en la mediocridad.

Así que os animo a que sigáis, menos cuerdos y más implicados.  Porque podemos dar más, debemos dar más. Juntos podemos hacer historia, en un mundo capitalista e indiferente debemos marcar la diferencia.

¡Empezando desde ya!

Para que la próxima vez que un cuerdo se lleve las manos a la cabeza, podamos decirle con una sonrisa.

“Sí, soy loco y soy Implicado”.

Monólogo escrito e interpretado por Javier Marzá para el Disruption Day del pasado 9 de noviembre 2019.